Pide un deseo y sopla

Como ese deseo que intentas retener en tu mente continuamente segundos antes de soplar las velas de una tarta, y que rápidamente desaparece entre el chocolate y empalago de todas las calorías que vas a ingerir acto seguido, se esfumó la imagen inocente, tímida e insegura de lo que un día fui.

Año tras año olvido la idea de tener que pedir deseos. Odio sentirme con el peso de seguir la línea de lo común, prefiero saltarme las normas y dejar que sea el destino quién me marque los deseos que en cada momento se me tienen que conceder o no.

Con el paso de los años he aprendido que el crecimiento en una persona no es algo natural que se consiga sin tener que hacer nada a cambio y mucho menos por el hecho, simplemente de cumplir años, sino que hay que trabajarlo constantemente con aquellas sorpresas inesperadas que se cruzan en nuestro camino para saber si estamos preparados o no para avanzar al ritmo frenético que la vida nos marca. En mayor o menor medida, considero que he sabido distinguir entre el soplo simbólico de unas velas, y el soplo a las razones pesadas que ralentizaban mis ansias por descubrir la superación y el resurgir de la verdadera persona que siempre fui. La otra, se esfumó con el primer soplo de felicidad que yo mismo me permití sentir.

Echo la vista atrás y me alegro de haber conducido mi vida por el trayecto más deteriorado, por ese que la gran mayoría evita transitar, a golpe de baches que ralentizan la llegada, pero que la hace la más auténtica, merecedora y satisfactoria meta a la que nunca me habría imaginado poder llegar. Continuaré siendo ese bicho raro que no piensa como el resto, seguiré guiándome por caminos intransitables, soplaré los pesos más pesados, más velas… pero no quiero pedir ningún deseo. Estoy deseando conocer la nueva sorpresa que me tiene preparada la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .