PAZ

Fui consciente de que todo mi alrededor estaba lleno de vida y que la imagen del cielo y sus dos “árboles imperfectos” era una estampa a la que llamaba paz, y a la que podía teletransportarme cuando quisiera, evadiéndome de los enfrentamientos que solo tienen cabida en mentes, que nada entienden de libertad.

Cinco letras

Nunca imaginé que en tan pocas palabras se pudiera englobar tanto significado, pero es que eso es algo que también me enseñaste a aprender, y es que en un cuerpo tan pequeño siempre puede haber un corazón inmenso.