La comodidad, desde el lado mas incómodo

Hace mucho tiempo que observo en silencio, no me quejo del dolor que produce la espuma de mi sillón, los muelles que crujen endurecidos sobre mi trasero aguantan el chaparrón de charlas y comentarios que vienen de un lugar “privilegiado”, llamado comodidad. Me siento bastante apartado de ese rango de privilegios, pero cada vez queSigue leyendo “La comodidad, desde el lado mas incómodo”