Coleccionista de besos

hay muchos besos que se dan desde la distancia, sin presión carnal, y que llegan con más valor que ningún otro, en el momento en el que más se necesitan. Que aunque un beso compartido fluya y provoque esa liberación de adrenalina, los besos robados también pueden quemar de dos a tres calorías por minuto, y a veces, son muy necesarios.