El terror español resurge con elementos claves para el género bajo el nombre de un barrio mítico: “Malasaña 32”

¿Merece la pena ir a ver Malasaña 32?