“La armonía hecha carne, tú eres el resumen genial de lo lírico”

Ese eres tú, como bien decía Lorca: La armonía hecha carne, tú eres el resumen genial de lo lírico. En ti duerme la melancolía, el secreto del beso y del grito y ahí es donde yo me quedo atrapado, más allá del néctar, en la luz del paraíso, en la miel… la epopeya del amor.